¡Advertencia!: Todas las obras del blog le pertenecen a Jorge Leal. Prohibido tomarlas para cualquier fin sin consultar antes al autor. Y en todos los casos se deberá citar la fuente y el autor, y no se podrán usar con fines comerciales.

Buscar en este blog

Translate

jueves, 30 de noviembre de 2017

Una Historia Increíble

El día no podía ser más radiante, ni los pastos de las praderas por donde habíamos cruzado más verdes; sin embargo, cuando miré la laguna me sentí triste.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Casa Abandonada

“Mejor así, la cuadra va a ser más segura ahora sin esa casa abandonada”, pensó Gastón mientras veía como demolían la vieja casa que tenía al lado de su terreno. Dicha casa lo había inquietado desde que se mudó a esa zona. Él trabajaba en una empresa de seguridad, y tendía a ver todo desde el punto de vista de su oficio. Sabía que la propiedad de al lado se encontraba deshabitada, por eso muchas veces, al escuchar ruidos que venían de allí por las noches creyó que la habían invadido.

martes, 28 de noviembre de 2017

Un descanso En El Camino

Ya no era seguro seguir en la ruta. Era de noche y los kilómetros pasaban iguales unos tras otro. Mi abuelo dormía hacía rato, y yo luchaba para mantenerme concentrado mientras manejaba el  camión. Por esos años siempre íbamos juntos porque yo tenía poca experiencia como camionero, y mi abuelo tenía demasiada. Juntos hacíamos un buen equipo, pero esa vez traíamos una carga desde muy lejos.

lunes, 27 de noviembre de 2017

La Pareja

Las carcajadas y gritos de la pareja se escuchaban desde lejos en la noche solitaria y fría. Rubén y Sofía caminaban abrazados y lentamente, mareados, y reían por cualquier ocurrencia del otro, o por un simple ataque de risa. Todos sus fines de semana eran así, y algunos días de semana también; pero en este iban a pie porque se habían gastado hasta el dinero para el taxi. Pasaban por una zona donde todas las viviendas eran casas de familias. Los perros les ladraban detrás de las rejas o los muros. Los ladridos repentinos los habían asustado varias veces, pero después solo reían más y los perros quedaban furiosos.

domingo, 26 de noviembre de 2017

Venta De Terror

Como temía, aquel “gran empresario” me hizo esperar, y apareció frente al local cuando ya era noche. Bajó del auto; era un veterano muy grueso y con bigotes de morsa, enormes y caídos hacia abajo. Quedó parado allí y tironeó de un lado y otro de su traje mientras miraba si alguien venía por la calle. No se estaba acomodando el traje, era para ver si cruzaba por allí algún conocido, y que así lo viera haciendo otro negocio. Eso se adivinaba fácilmente. Al fin se acercó a mí pero mirando la fachada del edificio, y me ofreció la mano con muy pocas ganas.

martes, 21 de noviembre de 2017

Trabajo Nocturno

A mi me parecía que el asunto tenía gato encerrado. Salimos en el camión de noche, tarde, porque este iba a ser un trabajo nocturno. Bruno manejaba agarrando el volante con una mano y de la parte más baja, fumando, y siempre con aquella cara que parecía decir: no me importa nada, al diablo todo, y a cada rato escupía por la ventanilla. El supuesto trabajo que teníamos no me convencía, me olía a podrido, por eso le dije de nuevo a Bruno que me explicara el asunto:

domingo, 19 de noviembre de 2017

Palomas Vengadoras

Agustín entró a toda prisa a su casa. Venía del fondo, donde tenían un palomar. Ingresó a la cocina, donde su madre lagrimeaba porque picaba cebollas, y le dijo apresuradamente:

sábado, 18 de noviembre de 2017

A Mi Amigo, Tony

No, esto no es un cuento de terror ni de nada. Hasta ahora he usado este blog como “campo de entrenamiento”, publico cuentos mientras recorro el larguísimo camino que lleva a escribir bien (y bastante camino que me falta todavía, y no sé si llegaré al final), es un blog de autor. De cosas personales solo comento cuando es algo relacionado a un cuento; pero este es en realidad, un blog personal; aunque todo el lector que quiera puede considerarlo su casa virtual. Ahora voy a usarlo para desahogarme un poco. Hoy murió mi perro, Tony. Junto con muchísimos buenos momentos y algunas aventuras, no fueron pocas las veces que me trajo problemas; pero todo lo que hace una mascota solo sirve para que uno se encariñe más. Y tiene mucho que ver con este blog. Como una idea más bien en broma, se me ocurrió poner una foto de él en mi perfil, y también durante un tiempo publiqué cuentos usando su nombre como seudónimo. De las noches que pasamos en el campo, en el monte o en los caminos, surgieron muchas historias (otras fue con mi perro anterior, mi mejor amigo, Silvestre), y casi todo lo que hay aquí lo escribí con él echado a mi lado. A veces me distraía reclamando mi atención, o ladrando afuera, pero agradezco todos esos momentos. Ya te extraño mucho, amigo. 

Se fue luchando por su vida, como el perro aguerrido que era. Echarse a morir pacíficamente no era para él, aunque ya era muy viejo para su tamaño. Pero al final la muerte ganó, como siempre, aunque por lo menos yo estuve a su lado cuando se fue a descansar para siempre. Ahora, cuando vuelva algún día al monte, sé que voy a tener la impresión de que en cualquier momento va a aparecer corriendo de entre los árboles, la mirada alegre y siempre juguetona, o lo sentiré vigilando el campamento. ¡Adiós amigo, gracias por todo! 



viernes, 17 de noviembre de 2017

Caminata Nocturna

El atardecer nos vio a mi a migo Jacinto y a mí atravesar un pastizal que nos llegaba hasta la cintura. Me preocupaba bastante el lugar por el que caminábamos porque todo indicaba que era una zona de víboras, y yo andaba con un calzado bajo y para nada aprueba de colmillos de reptil.

jueves, 16 de noviembre de 2017

Terror En La Montaña

Bernard, Bastian y Auguste subían por una cuesta terriblemente inclinada que estaba cubierta de nieve. El viento ululaba en las aristas de la montaña y arrojaba más nieve que iba a posarse sobre rocas y sobre nuestros montañistas. Bernard creyó escuchar algo entreverado entre el aullido del viento, algo como sonidos guturales o gemidos fuertes, por eso se detuvo un momento y miró hacia todos lados.

lunes, 13 de noviembre de 2017

Horror En La Morgue

Yo había quedado fuera del hospital y estaba muy nervioso. Varias veces tuve la intención de irme. No tenía una verdadera obligación con aquella gente, solo eran conocidos; mas estaban pasando por una tragedia tan grande que no pude negarme.

domingo, 12 de noviembre de 2017

El Heredero

Carlos sintió mucha pena por aquella viejita que lo miró con miedo y abriendo apenas la puerta. Era su abuela pero obviamente no lo reconocía. 

—¡Hola abuela, soy yo, Carlos —la saludó él. 
—¿Carlos? Mmm... ¿Cómo sé que eres tú y no uno de esos monstruos? —le preguntó ella, desconfiada y asustada a la vez.

sábado, 11 de noviembre de 2017

Turismo De Terror

En el vehículo, adelante iba discutiendo la pareja, y atrás los dos niños se peleaban entre risas. eran unos turistas. La mujer le reprochaba a su marido la decisión de haber tomado aquella ruta, y de noche, lo que la hacía más peligrosa porque se encontraba en muy mal estado. Y en ese momento no sabían que ese paraje era peor de lo que creían.

viernes, 10 de noviembre de 2017

Llamada Perdida

Éramos tres amigos cenando en mi apartamento. Sonó el celular de Aníbal, él miró el aparato, se notó que se impresionó mucho y empezó a toser pero sin fuerza. Estábamos comiendo carne asada, y se me había secado un poco, por eso temí que se estuviera ahogando. Mi otro amigo, Wilmar, dejó escapar una sonora carcajada mientras señalaba a Aníbal.

jueves, 9 de noviembre de 2017

Misterio En El Cementerio

Los cipreses del cementerio se hamacaban y suspiraban, y arriba en el cielo pasaban y pasan nubes grises. El aire era cálido, cargado de humedad, todo indicaba que se aproximaba una gran tormenta. Paulo y Javier estaban haciendo algunos trabajos en la parte vieja del cementerio. Los pastos se empeñaban en levantar las baldosas de los senderos, y muchas malezas se recostaban en las paredes de los viejos panteones. Estaban en la parte más antigua del cementerio. Allí abundaban las estatuas y otros monumentos, reliquias inquietantes de una época más próspera en la ciudad. A Javier no le gustaba trabajar allí, y mucho menos andar en aquella parte tan lúgubre, y lo feo de la tarde no mejoraba las cosas. Cada poco rato dejaba de arrancar pastos y miraba hacia arriba.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Miedo Oculto

El viejo Víctor tenía un miedo oculto, y ahora ese terror, bajo la forma de varias siluetas, avanzaba por la noche rumbo a su vivienda.